Sin palabras, protección ante todo.